Descubren un sistema extrasolar con siete planetas como la Tierra

Se trata del hallazgo más impactante fuera de nuestro sistema en los últimos años: la estrella está a “solo” 39 años luz y tres de los planetas están a una distancia suficiente como para albergar agua líquida.

Los astrónomos han descubierto un sistema de siete planetas del tamaño de la Tierra a sólo 40 años luz de distancia. Todos los planetas fueron detectados cuando pasaban delante de su estrella, la estrella enana ultrafría conocida como TRAPPIST-1. Según el artículo que aparece hoy en la revista Nature, tres de los planetas se encuentran en la zona habitable y podrían albergar océanos de agua en sus superficies, aumentando la posibilidad de que el sistema pudiese acoger vida. Este sistema encontrado tiene tanto el mayor número de planetas del tamaño de la Tierra como el mayor número de mundos que podrían contar con agua líquida en sus superficies.

“¡Son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra!”, asegura el autor principal

Durante los últimos años los astrónomos de todo el mundo se afanan por encontrar exoplaneta con características similares al nuestro. Al principio, los hallazgos se reducían a cuerpos de gran tamaño, tipo Júpiter, pero las herramientas están permitiendo refinar la búsqueda hasta extremos insospechados. En este sentido, el hallazgo que anuncian hoy Michaël Gillon y su equipo es el triple combo: han encontrado un sistema extrasolar con siete planetas, de los que al menos seis son comparables a la Tierra en cuanto a tamaño y temperatura.

Una comparación del nuevo sistema con el nuestro IoA/Amanda Smith

El descubrimiento, que se detalla este miércoles en la revista Nature, partió de la observación en mayo de 2016 de la estrella enana ultrafría TRAPPIST-1, en la que se localizaron en principio tres exoplanetas. Animados por el descubrimiento, los autores del hallazgo llevaron a cabo una exhaustiva campaña de monitorización del sistema, situado a 39 años luz del nuestro, para encontrar nuevos exoplaneta que pudieran estar orbitando alrededor de la estrella.

“Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, ¡sino porque son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra!”, asegura Gillon.

Comparativa con la estrella Trappist-1 y los tamaños de los planetas IoA/Amanda Smith

El equipo determinó que todos los planetas del sistema son similares en tamaño a la Tierra y a Venus, o un poco más pequeños. Las mediciones de densidad sugieren que, al menos, los seis planetas de la zona más interna son probablemente rocosos en su composición. El equipo de Michaël Gillon se muestra prudente y asegura que habrá que estudiar mejor los periodos orbitales de estos cuerpos y la interacción entre ellos. Lo que sabemos por ahora es que la estrella es muy pequeña, más o menos del tamaño de nuestro Júpiter, y que las temperaturas de equilibrio de los planetas se mueven en el margen que permitiría la existencia de agua líquida. Los periodos orbitales de los planetas (1’51, 2’42, 4’04, 6’06, 9’1 y 12’35 días) hacen pensar que se formaron lejos de su estrella y luego migraron hacia dentro, pero para confirmarlo harán falta más observaciones.

Los astrónomos esperaban que este tipo de estrellas enanas pudieran albergar muchos planetas del tamaño de la Tierra en órbitas apretadas, convirtiéndolas en objetivos prometedores para la búsqueda de vida extraterrestre, pero TRAPPIST-1 es el primer sistema de este tipo descubierto.

“La emisión de energía de estrellas enanas como TRAPPIST-1 es mucho más débil que la de nuestro Sol”, explica el coautor del hallazgo Amaury Triaud. “Para que hubiera agua en sus superficies los planetas tendrían que estar en órbitas mucho más cercanas que las que podemos ver en el Sistema Solar. Afortunadamente, parece que este tipo de configuración compacta ¡es lo que estamos viendo alrededor de TRAPPIST-1!”.

Fuente: vozpopuli

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *