El vídeo que nos muestra en cámara lenta cómo se dibuja la majestuosa belleza de un rayo en el cielo

Los rayos y las tormentas eléctricas son de los pocos fenómenos naturales que podemos disfrutar la mayoría de los habitantes de este planeta sin importar la región en la que nos encontremos.

Esto ha provocado que hoy día existan una gran cantidad de fotografías y vídeos desde todos los ángulos posibles, pero no muchos en cámara lenta y con buena resolución.

Esto no significa que se trate de una tarea sencilla, al contrario, fotografiar o sacar un vídeo de un rayo con buena calidad requiere paciencia, mucha paciencia, ya que es una suerte de azar lograr encontrar el sitio donde caerá uno, y además, tener el enfoque correcto. Hoy veremos uno de esos trabajos asombrosos que aparecen de vez en cuando, el cual nos muestra impresionantes tormentas eléctricas a 1000 cuadros por segundo y en calidad 4K para nuestro deleite.

Abre bien los ojos

La aparición de un rayo es algo brevísimo, un instante que nos deslumbra y nos deja una imagen mental que dura unos segundos. Mientras nuestra mente trata de descifrar lo que acabamos de ver, la tormenta continúa mostrando rayos en todas direcciones creando una especie de ramificaciones en el cielo, algo que nuestros ojos no son capaces de capturar a detalle.

El fotógrafo y cineasta Dustin Farrell nos presenta ‘Transient’, un homenaje a esos rayos que existen brevemente y que muchas veces no podemos ver. Se trata de una aventura que representó más de 30 días cazando tormentas para plasmarlas en vídeo.

Ya mencionaba que no se trataba de algo sencillo, y en el caso de Dustin se apoyó en una cámara Phantom Flex4K, con valor de 110.000 dólares, la cual es enorme y es capaz de capturar imágenes a cámara lenta en 1000 cuadros por segundo. Es así como se decidió a recorrer más de 32.000 kilómetros en Arizona para traernos este maravilloso vídeo.

Debido al tamaño de la cámara y al que no sabía donde iba a aparecer un rayo, Dustin se montó en el asiento trasero del automóvil y se puso a grabar durante varias horas para posteriormente regresar a casa y ver que había logrado capturar. Hubo días donde no hubo suerte y sólo se veían manchas blancas o relámpagos fuera de foco, pero hubo días donde se sorprendió con el resultado.

En total capturó más de 10TB de vídeo y usó una gran cantidad de lentes y configuraciones. El resultado es este vídeo de apenas 3 minutos donde podemos ver a detalle y a máxima resolución el nacimiento y muerte de un rayo.

Fuente: magnet.xataka.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *