A Ciudad del Cabo solo le queda agua para tres meses: el 22 de abril llega su ‘día cero’

El antes y el después del pantano Theewaterskloof, una de las reservas de las que bebe casi toda Ciudad del Cabo.

La ciudad más importante de Sudáfrica está sufriendo tanto por la sequía que se ha visto obligada a establecer medidas drásticas si no quieren tener que cerrar todos los grifos.

La sequía no sólo está afectando gravemente a España, de hecho, muchos países se cambiarían por nosotros. A unos 8.000 kilómetros en dirección sur, Ciudad del Cabo, una de las ciudades más turísticas de África, está a 90 días de quedarse sin agua, que los grifos tengan que ser cerrados y sus más de cuatro millones de habitantes tengan que hacer cola en 200 puntos de la ciudad para abastecerse de agua para beber.

Para ellos, el verano acaba de comenzar y todo hace pensar que no tendrán lluvias hasta el próximo mes de junio. “Sólo si todos los ciudadanos de Ciudad del Cabo reducen su uso diario hasta 87 litros y la ciudad implementa los proyectos necesarios evitaremos el día cero”, alertan desde el consistorio sudafricano. En comparación, el consumo medio en España es de 130 litros por persona y día.

Esta semana, el Día Cero está programado para el 22 de abril, pero esta fecha puede adelantarse o atrasarse en función del consumo de los vecinos de la ciudad. Actualmente, el 54% de los habitantes de Ciudad del Cabo ya ha reducido su consumo a lo que las autoridades piden.

El 54% de los habitantes de Ciudad del Cabo ya ha reducido su consumo a los 87 litros por persona y día que las autoridades les piden
La segunda parte de la ecuación, la de los proyectos a implementar para ofrecer alternativas de agua potable, tampoco marcha a buen ritmo. De las cuatro desaladoras que se están implementando, la más avanzada es la del puerto de Ciudad del Cabo y está al 50% de progreso. Las presas han bajado del 30% esta semana y van reduciéndose a razón de un 1% semanal.

No son el único país africano sufriendo por la sequía. En el cuerno de África, la falta de lluvias ha acabado con hasta el 75% del ganado en las áreas más afectadas de Somalia y en Zimbabue los agricultores se están viendo obligados a recuperar viejas tradiciones de siembra, dado que la prolongada sequía imposibilita seguir plantando maíz como hasta ahora.

Fuente: elconfidencial.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *