La triste ‘Operación Salida’ de la cigüeña negra: de España a África sola y amenazada

La amenazada cigüeña negra emprende a partir de ahora su viaje migratorio desde la Península Ibérica hacia África, por lo que este es un momento único.

La amenazada cigüeña negra emprende a partir de ahora su viaje migratorio desde la Península Ibérica hacia África, por lo que este es un momento único para observar ejemplares en diferentes humedales de España, informa la Sociedad Española de Ornitología.

A diferencia de la cigüeña blanca que viaja en bandadas, la negra acostumbra a realizar la migración en solitario o en pequeños grupos”, destaca esta organización en un comunicado. Para hacer el seguimiento de esta especie, protegida por el Gobierno de España con la categoría de “vulnerable”, la organización pide “colaboración ciudadana” e insta a los aficionados a la ornitología a que registren su observación en la aplicación gratuita de móvil eBird, que “se ha convertido en una poderosa herramienta de ciencia ciudadana“.

Además de las pocas parejas que invernan en España, fundamentalmente en las marismas de Guadalquivir y en humedales de Extremadura, en los próximos dos meses habrá ejemplares de otros países europeos que atravesarán la península en su paso hacia el África subsahariana, donde pasan el invierno.

Cigüeñas negras juveniles en Hungría (EFE)
Cigüeñas negras juveniles en Hungría (EFE)

Según esta ONG, la principal amenaza con la que se encuentra la cigüeña negra es la degradación de su hábitat, hecho ligado a la “presión urbanística y la construcción de infraestructuras, como grandes vías de comunicación y embalses”.

Encima la emprenden a tiros con ella

Además, “el precario estado de muchos humedales españoles, afectados por la contaminación o la falta de agua” contribuyen a las pérdida del hábitat de esta especie, señala Nicolás López, responsable del Programa de Conservación de Especies Amenazadas de SEO/BirdLife.

Por otro lado, este experto lamenta que “los tendidos eléctricos y vallados, junto con la muerte por disparos ocasionales también afectan a su conservación”.

Los tendidos eléctricos y vallados, junto con la muerte por disparos ocasionales también afectan a su conservación

Por su parte, Juan Carlos del Moral, coordinador de ciencia ciudadana de la asociación conservacionista, apunta a que “apenas existen planes para la recuperación de la especie” y que “los datos de seguimiento son insuficientes”.

“Es preciso un censo nacional de la especie”, reivindica Del Moral, y recalca que “mientras llega, toda información es valiosa”. Por eso hace un llamamiento a la comunidad de aficionados a la observación de aves para que en los próximos meses estén atentos a la especie y compartan sus observaciones a través de eBird.

Fuente: elconfidencial.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *