Uno de los mayores icebergs de la historia está a punto de desgajarse

Vista aérea de la grieta en la barrera de hielo Larsen C, en la Antártida. JOHN SONNTAG (AFP) GETTY-QUALITY

El bloque de hielo, como 10 veces la ciudad de Madrid, pende de un hilo en la Antártida. Un enorme bloque de hielo está a punto de desgajarse de la barrera Larsen C, en la Antártida occidental, al sur del continente americano.

El fragmento resultante, de unos 6.000 kilómetros cuadrados de superficie, como 10 veces la urbe de Madrid o cuatro veces la Ciudad de México, sería “uno de los mayores icebergs jamás registrados”, según la Agencia Espacial Europea (ESA).

“Será, con seguridad, uno de los 10 mayores icebergs, aunque solo disponemos de unas pocas décadas de observaciones”, explica el glaciólogo Adrian Luckman, de la Universidad de Swansea, en Reino Unido. El científico lidera el proyecto Midas, una misión británica para investigar los efectos del calentamiento global en Larsen C. En los últimos meses, Luckman ha asistido al imparable avance de la grieta en la barrera de hielo. “Llevo semanas esperando el desgajamiento, pero estos procesos son muy difíciles de predecir. Puede que todavía tarde unos días más”, señala.

“Será, con seguridad, uno de los 10 mayores icebergs conocidos”, explica el glaciólogo Adrian Luckman

La grieta en Larsen C mide ya 200 kilómetros de longitud y su final está a tan solo cinco kilómetros del océano. Si finalmente se desprende, el iceberg, de 190 metros de espesor y 1.155 kilómetros cúbicos de hielo, podría suponer “un peligro para el tráfico marítimo”, según la ESA. En diciembre de 2015, el desplazamiento de un iceberg de un tamaño similar alrededor de la banquisa de Brunt generó alarma en la base científica Halley, del British Antarctic Survey de Reino Unido.

“En cuanto a este iceberg de Larsen C, no estamos seguros de lo que va a ocurrir. De hecho, podrían desprenderse varios bloques o dividirse poco después de desgajarse. Sea entero o en fragmentos, las corrientes oceánicas podrían arrastrarlo hacia el norte, llegando incluso hasta las islas Malvinas. Así que podría poner en riesgo el paso de los barcos por el Pasaje de Drake”, hipotetiza en un comunicado de la ESA la investigadora Anna Hogg, de la Universidad de Leeds.

La agencia europea vigila la barrera con la misión Cryosat, un satélite capaz de detectar cambios de dos milímetros en las capas de hielo antárticas. El artefacto, lanzado en 2010, sobrevuela los polos a 720 kilómetros de altitud. Utiliza un instrumento de radar que detecta cambios ínfimos en el grosor del hielo mediante señales de radio que rebotan en la superficie. Un retraso en el eco significa que el espesor se ha reducido. La ESA estudia los hielos del Ártico y de la Antártida para comprender los verdaderos efectos del cambio climático en los polos. En los últimos años, el nivel del mar ha subido unos tres milímetros al año por el derretimiento de los hielos, según científicos de la Universidad de Harvard (EE UU).

El iceberg podría llegar incluso a las islas Malvinas, según la investigadora Anna Hogg

Sin embargo, el desgajamiento en Larsen C no tiene por qué estar relacionado con el calentamiento global. “No tenemos ninguna prueba que apoye un vínculo con el cambio climático”, reconoce Luckman. “La grieta ya era una característica bien establecida en la barrera de hielo Larsen C en la década de 1980, según los datos de satélite”, subraya.

El desprendimiento de enormes icebergs es normal en los polos, recuerda el geólogo Jerónimo López, expresidente del máximo órgano internacional de la investigación antártica, el SCAR. El récord lo ostenta B-15, un iceberg de más de 11.000 kilómetros cuadrados que en el año 2000 se separó de la barrera de hielo de Ross, también en la Antártida. En el caso de Larsen C, López recuerda que es una plataforma de hielo flotante, pegada al continente. “El desprendimiento debilita el frente de la barrera, su muro de contención. Y se puede acelerar el empuje de los glaciares que están detrás. Ese hielo sí que está sobre el continente y puede aumentar el nivel del mar si se derrite. Ahí está la relevancia de este fenómeno”, alerta López.

Fuente: elpais.com




La Antártida está reverdeciendo

Banco de musgo en una ladera de Green Island, en el extremo de la península antártica. MATT AMESBURY

El cambio climático favorece la expansión de los escasos bancos de musgo y la vida que esconden. Fuera de la exuberante vida marina que bordea sus costas y anida en sus escasas playas en los meses de verano, la Antártida es un páramo. De los 14 millones de Km2 (27 veces el tamaño de España), apenas el 0.3% está cubierto de verde, sobre todo de unas pocas especies de musgo. Un estudio muestra ahora que este manto se está extendiendo y con él, la vida que lo habita. Todo apunta a que la causa de este reverdecer antártico se debe al cambio climático.

Un grupo de investigadores de la British Antarctic Survey ha agujereado cinco bancos de musgo localizados en tres islas cercanas a la península Antártica, en el oeste del continente helado. Por las extremas condiciones de la región, las briofitas se conservan durante milenios aunque sea convertidas en turberas o atrapadas en el permafrost. Eso convierte al musgo en un testigo excepcional de los tiempos pasados.

“Hay pocos registros biológicos en la península Antártica disponibles para estudiar la respuesta ecológica al cambio climático. Algunos estudios han analizado los cambios en la distribución de las dos únicas plantas vasculares que viven allí, pero solo en unas pocas localizaciones”, dice el geógrafo de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y principal autor del estudio, Matthew Amesbury. “Los bancos de musgo crecen a lo largo de toda la península, entre los 60º y los 69º sur, y algunos tienen más de 4.000 años de antigüedad, por lo que ofrecen un registro continuo sobre una amplia zona”, añade.

El musgo se está expandiendo tanto verticalmente como en extensión
Amesbury y sus colegas extrajeron muestras de musgo que se remontan 150 años atrás. Les interesaba, tal como detallan en la revista Current Biology, qué ha pasado en tiempos recientes. Encontraron que, tras un siglo de relativa calma, la vida empezó a agitarse después de 1950. Así, detectaron un repentino crecimiento vertical del banco de musgo, un aumento de la masa vegetal acumulada y la expansión horizontal de la cubierta vegetal.

El fenómeno está siendo generalizado, al menos en la península Antártica. Las distintas muestras se encuentran a lo largo de un corte transversal de más de 600 kilómetros y, aunque la explosión del musgo no ha sido simultánea, sí se ha producido en las cinco zonas estudiadas en un lapso de apenas una década. Más aún, el avance de las briofitas ha favorecido también un aumento de la cantidad y diversidad de otros organismos como protistas (amebas) y bacterias.

La causa de este reverdecer de la Antártida parece ser el cambio climático. A diferencia de lo que sucede en el Ártico, donde el deshielo es generalizado, en el polo sur, el impacto está siendo desigual. Mientras en el interior del continente aún no se perciben grandes cambios, los científicos no se ponen de acuerdo con la retirada del hielo en la parte oriental. En lo que sí coinciden es que en la región occidental el deshielo se está acelerando.

La investigadora Jessica Royles, con una sección del musgo congelado. DAN CHARMAN

“En la segunda mitad del siglo XX, la península Antártica fue una de las regiones del planeta donde se aceleró más el calentamiento, con aumentos de la temperatura de cerca de 0,5º por década”, recuerda Amesbury. “En ese mismo periodo de tiempo, nuestros resultados muestran grandes cambios, como un aumento entre cuatro y cinco veces del ritmo de crecimiento del musgo y el incremento de las poblaciones microbianas”, añade.

No parece probable que este reverdecer se extienda a la parte oriental del continente, donde su elevación media de 2.000 metros hará que los cambios allí vayan más despacio. Pero Dan Charman, colega de Amesbury en Exeter y coautor del estudio, sostiene que si la temperatura sigue subiendo y con la superficie libre de hielo en aumento por la retirada de los glaciares, “la península Antártica será un lugar mucho más verde en el futuro”.

Fuente: elpais.com




Una enorme grieta en el hielo obliga a clausurar una base británica en la Antártida

La estación británica, en una foto de archivo. BAS

La estación ‘ciempiés’ Halley VI será movida 23 kilómetros para evitar que quede a la deriva. La estación británica, en una voto de archivo.

Una enorme grieta en el hielo de avance imprevisible ha llevado al Servicio Antártico Británico (BAS, en sus siglas inglesas) a clausurar temporalmente y trasladar a un sitio seguro la estación de investigación Halley VI, ubicada en la banquisa (plataforma de hielo flotante) Brunt, en la Antártida. El laboratorio será cerrado por razones de seguridad entre marzo y noviembre de este año. “Los cambios en el hielo y el crecimiento de la nueva grieta hace imposible predecir qué ocurrirá durante el invierno Antártico”, motivo por el que el BAS cierra y recoloca su base ante el riesgo cierto de que pueda quedarse flotando a la deriva en un gigantesco iceberg de decenas de kilómetros cuadrados. La hendidura ha sido bautizada en la prensa anglosajona como la “grieta Halloween”.

La decisión ha sido tomada después de que los glaciólogos de la estación hayan sido incapaces, tras profundos estudios, de predecir cuál puede ser el comportamiento de la grieta. “Los estudios muestran que los recientes cambios en la placa Brunt no habían sido visto nunca antes”, asegura el BAS en un comunicado, que añade: “La conclusión es que es imposible predecir con certeza qué pasará con la plataforma de hielo durante el próximo invierno antártico y más allá”.

El BAS insiste en que no hay peligro inmediato ni para el destacamento de la Halley ni para la propia estación, pero que tanta incertidumbre les obliga a tomar medidas, ya que no quieren correr riesgos. “En verano podríamos evacuar rápidamente al personal si se produjera una fractura en la plataforma de hielo”, asegura. “Pero en invierno el acceso a Halley por barco o avión es extremadamente difícil”, por el tremendo frío y la oscuridad permanente.

En la actualidad hay 88 personas en la estación, de las que solo 16 iban a pasar el invierno en la estación, donde las temperaturas descienden más allá de los 50 grados bajo cero. “Llevarnos a nuestra gente a caso en invierno es una medida prudente. Vamos a dejar lista la estación para reocuparla tan pronto como sea posible en cuanto pase el invierno”, ha dicho el responsable de operaciones de la base, capitán Tim Stockings. La estación se moverá hasta una nueva ubicación, situada a 23 kilómetros de la anterior. Siete de los ocho módulos de la Halley ya casi han llegado a su nuevo emplazamiento.

La Halley VI, con un aspecto de ciempiés multicolor, es obra de ingeniería avanzada del estudio Hugh Broughton y costó 30 millones de euros. Los módulos, elevados hidráulicamente, pueden ser remolcados y reubicada tierra adentro para evitar que se queden sobre el hielo a la deriva. Precisamente el riesgo que se corre ahora.

El avance de la grieta, la nueva ubicación y la nueva grieta el norte.El avance de la grieta, la nueva ubicación y la nueva grieta el norte. BAS

Fuente: elpais.com




El 78% del hábitat importante para la conservación de los mamíferos no está protegido

Un mono araña de cara blanca, en peligro de extinción, descansa sobre un tronco. CREATIVE COMMONS

Una nueva estrategia para la protección de especies propone tener en cuenta la historia evolutiva y la función en el ecosistema de estos animales


Más de 6.000 especies están amenazadas por la exportación de productos
En el mundo hay 85.604 especies amenazadas. Es el dato que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza daba para 2016 en su libro rojo, un catálogo que a finales de 2017 incluirá 5.000 nombres más. La pérdida del hábitat, el cambio climático o la caza furtiva son algunas de las razones que llevan a la pérdida de la biodiversidad del planeta, según recoge este organismo. Reconocer los lugares ricos en especies y protegerlos constituye un punto clave para que las instituciones que se encargan de la gestión de estos espacios puedan desarrollar su labor. Para ello, científicos de todo el mundo elaboran mapas de biodiversidad, que contienen la distribución de especies únicas y vulnerables como dato principal al hacerlos. Se trata de representaciones basadas esencialmente en la clasificación de los seres vivos, (la denominada taxonomía que estableció el naturalista sueco Linneo en 1731) y de su frecuencia en un área.

Pero ¿y si no se tuvieran en cuenta los criterios correctos? ¿Y si lo que creemos más importante, esas especies endémicas en peligro, no fuera sólo lo relevante? Esto es lo que se ha planteado un equipo de investigadores liderado por la brasileña Fernanda T. Brum, de la Universidad Federal de Goiás.Brum ha propuesto nuevos criterios para la conservación de los mamíferos terrestres, sobre los que centra un trabajo que ha publicado este lunes la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). A la protección del hábitat basada en criterios de clasificación de las especies que habitan una zona, Brum sugiere ahora considerar además la historia evolutiva y el rol funcional de estos animales en su ecosistema para asegurar la supervivencia de los grupos más vulnerables. Con estos tres nuevos factores, de taxonomía, evolución y función, los autores han creado un mapa en el que establecen regiones de alta prioridad para la conservación de los mamíferos. “La mayoría de las nuevas especies de mamíferos descritas en los últimos 10 años, como el Olinguito (Bassaricyon neblina, descrito en 2013 en los bosques nubosos de Ecuador) y el mono titi de Milton (Callicebus miltoni, descrito en 2014 en el bosque amazónico) se encontraron en las zonas delimitadas en nuestros resultados y demostraron ser importantes para todos los aspectos de la biodiversidad de los mamíferos”, ha destacado Fernanda Brum en declaraciones a EL MUNDO.Estas áreas, que son distintas para cada uno de los tres factores, coinciden sin embargo en un 4,6% de su superficie, lo que correspondería a lugares de máxima prioridad.

Mapa de la conservación de mamíferos en el mundo.

“Las áreas de superposición que destacamos en nuestro trabajo incluyen el 57% de todos los mamíferos terrestres en riesgo de extinción. Además, nuestras prioridades muestran lugares con antecedentes evolutivos únicos, como podemos ver por los distintos linajes de mamíferos de Madagascar y Australia, con lémures y marsupiales respectivamente”, ha expresado Brum.De esta zona de solapamiento solo el 1% está actualmente protegido, dejando vulnerable el 3,6% de las áreas más importantes para los mamíferos en cuanto a estos tres puntos considerados a la vez. Por tanto, se puede inferir que casi el 80% del hábitat que es fundamental para la conservación de los mamíferos, no está protegido.Para Brum los resultados podrían suponer un cambio a la hora de establecer estrategias de conservación de especies y de ecosistemas. “Lo que creo que está claro en el mapa de superposición es que la región tropical tiene una gran importancia para la conservación de mamíferos. Esa región alberga un gran número de especies de riqueza, linajes evolutivos únicos y rasgos ecológicos distintos. Esas áreas de superposición pueden utilizarse como una base biológica para una futura planificación de la conservación, para ampliar la actual red mundial de áreas protegidas y para ayudar a alcanzar el objetivo de proteger el 17% de la superficie terrestre que se marcó en la Convención de Aichi 2011-2020 sobre diversidad biológica”, ha concluido.

Fuente: elmundo.es




Los retos del coche eléctrico para imponerse en el mercado

Para llegar a generalizarse en el mercado, los vehículos eléctricos se enfrentan a una serie de retos que pueden resumirse en tres: disponer de una red de recarga, pública y privada, satisfactoria; contar con baterías que ofrezcan una autonomía extensa; y hacerse más asequibles para que cualquier usuario se plantee seriamente comprar uno, sea cual sea su nivel adquisitivo.

En la actualidad, la dificultad de emprender un viaje a bordo de un coche eléctrico pasa no tanto por la autonomía a veces insuficiente del propio vehículo como por la falta de puntos de recarga. De ahí que sea necesaria una mayor implicación de las diferentes Administraciones en colaboración con las compañías encargadas del suministro eléctrico.

Más fáciles son las cosas en las ciudades, ya que el usuario sabe con relativa precisión cuántos kilómetros recorre cada día y, en caso de necesidad, puede recurrir a los puestos instalados en la vía pública, parkings, hoteles o centros comerciales.

Naturalmente, el punto de recarga primordial es el que el propietario de un coche eléctrico instala en su propio domicilio. Se trata de la forma de carga más conveniente para el vehículo eléctrico, ya que permite optimizar la carga y aumentar la vida útil de las baterías. Además, las compañías eléctricas ofertan ya soluciones integrales que incluyen la instalación del Wallbox y el mantenimiento a un precio que supera por poco el euro diario, sin contar con la ayuda de 1.000€ para la instalación del punto de carga que ofrecen compañías como Volkswagen con la compra de un eléctrico o híbrido enchufable.

Tiempo de recarga
El tiempo de recarga varía en función de la potencia a la que trabaje el equipo instalado. En general, los puntos domésticos lo hacen a un rango de potencia de entre 2,3 y 7,3 de kilovatios (kW) y tardan una media de ocho horas en conseguir una carga completa.

Este tiempo se reduce a una o dos horas en los puntos de recarga acelerada (más de 11 kW). En los de recarga rápida (43 kW), se puede disponer del 80% de la batería en lo que se tarda en tomar un bocadillo y un refresco antes de seguir viaje (menos de una hora), pero conviene recordar que no todos los modelos están preparados para utilizarla.

En el caso del nuevo Volkswagen e-Golf, que dispone de una autonomía de 300 kilómetros y viene de serie con un conector adaptado que permite cargar el vehículo en un enchufe doméstico convencional (Schuko) en aproximadamente 11 horas, aunque la instalación de un Wallbox en el garaje permite optimizar la carga y rebajar ese periodo de tiempo a poco más de cinco horas.

El modelo puede recurrir a las estaciones públicas de corriente alterna, pero la forma más rápida de cargar su batería es acudir a las que usan corriente continua, que en menos de una hora le proporcionan el 80% de su capacidad con sistema de carga CCS opcional. El CCS combina un sistema de carga monofásico con uno rápido trifásico utilizando corriente alterna de hasta 43 kW, así como la carga a potencias muy superiores de corriente continua.

Carga inductiva
Una de las panaceas soñadas es el coche eléctrico que se cargue mientras conduces, y en los últimos tiempos asistimos a numerosas pruebas de recarga inalámbrica. Fabricantes como Volkswagen trabajan también en la carga inductiva, que en el caso del proyecto V-Charge se asocia a un sistema de aparcamiento automático del coche.

El Plan MOVEA, aprobado recientemente por el Gobierno, no solo contempla ayudas económicas para adquirir un coche eléctrico, sino que también prevé 15.000 euros de ayuda para la instalación de un punto de recarga rápida.

Este tipo de iniciativas para la compra de vehículos eléctricos constituye un interesante incentivo para hacerlos más asequibles mientras la tecnología sigue desarrollándose y, en consecuencia, reduciendo su precio para el futuro.

Fuente: eldiario.es




Este descubrimiento genético puede hacer al trigo más resistente a la sequía

Dos genes fueron fundamentales para que hace 10.000 años pudiéramos domesticar al trigo salvaje. ¿Podremos hacer ahora que resista mejor al clima del futuro?

Hace ahora unos 10.000 años comenzó el proceso de domesticación de una de las especies más importantes en el desarrollo de la historia de la humanidad: la del trigo. Nuestros antepasados aprendieron por entonces que unas variedades de cereal eran más convenientes que otras a la hora de cultivarlas, ya fuese por su resistencia, la cantidad de grano que producían o lo fáciles que eran de cosechar.

Ese proceso fue “absolutamente intencionado”, asegura a Teknautas Assaf Distelfeld, investigador de la Universidad de Tel Aviv. “Aquellas personas probablemente no eran menos inteligentes de lo que somos nosotros hoy, y aprendieron cómo seleccionar las mejores plantas y cultivarlas al año siguiente. Este es el principio básico de la mejora”.

¿Qué características fueron las que interesaron y favorecieron a nuestros antepasados? ¿Y qué huella dejó eso en el genoma del trigo que hoy comemos? Eso es lo que han analizado Distefeld y su equipo en una investigación publicada en la revista Science, y una de sus conclusiones es que hubo dos genes, dos en concreto, que fueron especialmente relevantes en la domesticación del trigo. “Las mutaciones en dos genes son responsables de la forma en que los humanos hemos cosechado el trigo en los últimos 10.000 años, ya que afectan a la facilidad con la que se deshacen las espigas”, explica Distefeld.

Espigas silvestres, espigas domésticas
Se trata de lo que se llama dehiscencia o indehiscencia de las espigas, y es la diferencia entre que las espiguillas de una espiga se desarticulen con facilidad, porque tienen el raquis (el palito que une a cada espiguilla con la base de la espiga) frágil y se desperdiguen por el suelo, o se queden en su lugar, dando forma a la espiga madura y dorada que estamos acostumbrados a ver, porque tienen el raquis más resistente.

Esto, que parece un detalle menor, es en realidad crucial para determinar la idoneidad de cultivar unas variedades u otras. La dehiscencia (tener el raquis frágil), es algo positivo para una planta silvestre, porque facilita la dispersión de sus semillas, algo esencial para su reproducción, pero muy negativo para su cosecha porque el grano queda esparcido por el suelo. En cambio, la indeshicencia es óptima para para un cereal cultivado porque facilita la cosecha, pero no es de mucha ayuda en el medio natural, ya que si la espiga cae con todos los granos juntos, las futuras plantas que germinen de ellos acabarán compitiendo por los recursos a su alcance y reduciendo sus posibilidades de salir adelante.

La sequía está afectando incluso al crecimiento de una variedad de secano como el trigo.

La diferencia entre ambas características depende de dos genes, según los resultados de este estudio, que asume que la variante que provoca el raquis frágil es la original. Dos mutaciones en estos genes son comunes a todas las variedades de trigo domesticado, “indicando probablemente que el trigo fue domesticado en un momento y región concretos, por un grupo de personas, y que de ahí se distribuyó por todo el mundo”, explica el investigador.

Cómo lograr trigo resistente a la sequía
Pero además este estudio, que ha secuenciado el genoma completo de una variedad de trigo silvestre considerada el origen de la mayoría de las variedades domesticadas hoy en día, pretende servir como ‘plantilla’ para encontrar otras mutaciones “que controlen rasgos importantes que afecten al valor nutricional, a la resistencia a plagas y enfermedades y a la adaptación a distintos entornos”.

Esto es necesario para lograr variedades que, por ejemplo, puedan adaptarse a situaciones de sequía severa o prolongada como la que vive el campo español en la actualidad. “Esperamos identificar genes relacionados con la resistencia a sequía en variedades de trigo silvestre que se originaron en entornos con escasez de agua, por ejemplo en el norte de Israel”.

Ya están sobre la pista de esas mutaciones concretas, explica Distefeld, pero no es una tarea fácil. A diferencia de la resistencia a una plaga, la resistencia a la sequía es un carácter cuantitativo, no cualitativo, “y es difícil determinar exactamente cuándo una planta es suficientemente resistente a la sequía”.

En busca de variedades estables
Por otro lado, José María Carrillo, catedrático de Genética y Mejora de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid, señala que la necesidad de agua es una característica vital de las plantas y que hay muchos genes involucrados en algo tan básico de su funcionamiento, por lo que la complejidad en estas investigaciones es enorme.

Nadie quiere plantar transgénicos porque saben que no los van a vender
“Lo que se está intentando conseguir, en trigo y en otros cultivos, es desarrollar variedades estables, que sean capaces de mantener unos niveles aceptables de producción aunque las condiciones externas varíen”. El concepto clave es el de la producción: da igual que una planta prospere en condiciones de sequía si lo que los agricultores extraen de ella deja de ser rentable.
Además, algunas vías de investigación y desarrollo no son especialmente populares entre los consumidores y eso dificulta los avances. “Se podría intentar mediante transgénesis, pero que yo sepa todos los proyectos que han intentado esa vía se han terminado abandonando. Nadie quiere plantar transgénicos porque saben que no los van a vender”.

Fuente: elconfidencial.com




5 lugares donde podemos ver que el cambio climático ya está ocurriendo

ISTOCK/THINKSTOCK

En lo que al calentamiento global se refiere, la mayoría de las personas suele pensar que se trata de un largo proceso que ocurrirá dentro de 40 o 50 años. De este modo, tiende a imaginarse que las sequías y el aumento de las temperaturas será cosa del futuro… que ya habrá alguien para solucionarlo.

Lamentablemente, la realidad es muy diferente. En nuestro planeta existen varios lugares donde el cambio climático ya está manifestándose, trayendo consecuencias severas para sus habitantes. En este recorrid vamos a dejarte 5 buenos ejemplos.

ISTOCK/THINKSTOCK

5. Los Alpes
¡Ah, los Alpes! Esa maravillosa cadena montañosa europea donde tantas personas han esquiado a lo largo del tiempo. Temo decirte que los científicos han comenzado a alertar sobre el cambio climático en esta región.

Desde el siglo XIX a los inicios del XXI, las temperaturas anuales han subido de 9.6 a 10.8° C, lo cual es considerablemente elevado en términos meteorológicos. Esta zona es la fuente primaria de agua de gran parte del continente, un cambio en el ciclo hidráulico puede ser afectar su biodiversidad, incluyendo el ser humano.

ISTOCK/THINKSTOCK

4. Newtok en Alaska
En la costa oriental de Alaska hay un pueblo llamado Newtok. Su rasgo más peculiar ha sido que está construido sobre suelo congelado. Sin embargo, las temperaturas del mar han comenzado a aumentar y la tierra se derrite, poniendo en peligro la existencia de este asentamiento humano.

Se cree que, para dentro de una década, el lugar estará completamente sumergido bajo el nivel del mar. Trasladar a estas personas cuanto antes es una prioridad gubernamental, pero al parecer el costo en dólares es muy elevado.

ISTOCK/THINKSTOCK

3. La Gran Barrera Coralina
Desde hace 25 años la temperatura de la Gran barrera de coral, que todos sabemos es una de nuestras más ricas reservas ecológicas, ha aumentado en unos 0.2° C, con lo cual se ha reducido la extensión del lecho marino rico en corales y otros grupos vitales de la zona.

Tristemente, los estudios realizados confirman que, en los últimos 27 años, tanto el calentamiento global, como las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera nos han llevado a perder la mitad de este necesario ecosistema.

ISTOCK/THINKSTOCK

2. Provincia china de Gansu
La región de la provincia china de Gansu siempre estuvo poblada de granjas, pero he aquí que en las últimas décadas todo se ha ido secando cada vez más y actualmente se trata del lugar más árido del país asiático, lo que ha aumentado considerablemente la pobreza.

La causa principal es la afectación que están teniendo los glaciares del Himalaya y el centro del continente. Desde 1990 a la fecha, en China han desaparecido alrededor de 28.000 afluentes, algo verdaderamente alarmante en términos geográficos.

ISTOCK/THINKSTOCK

1. Bombay, en la India
Una de las mayores amenazas que el cambio climático representa para la vida humana reside en las inundaciones costeras que pueden acabar con pueblos enteros. En la zona urbana de Bombay, India, existe un riesgo muy alto de que se produzcan estos devastadores fenómenos.

Las defensas actuales están configuradas para los niveles del mar anteriores, pero se prevén próximas subidas del agua que no pueden contenerse fácilmente. Eso sin contar que algunas de estas protecciones pueden, incluso, aumentar la vulnerabilidad de las ciudades.

Como vemos aquí, el calentamiento global no constituye más una predicción futura, sino un proceso actual que está afectando a muchos elementos de la vida en la Tierra. Desafortunadamente, estos 5 lugares, donde ya comenzó el cambio climático, son fiel prueba de ello.

Fuente: vix.com




El gigante francés EDF se une a la avalancha de denuncias contra España por las renovables

Paneles fotovoltaicos. EFE

Se suma a otras grandes eléctricas que también han denunciado los recortes, como la alemana RWE y la estadounidense NextEra. Energía no precisa ante qué instancia se ha presentado la denuncia ni en qué fecha. La compañía, controlada por el Estado francés, explotaba 46,9 MW de fotovoltaica en España a cierre de 2016.

La industria fotovoltaica ha evitado más contaminación de la que ha generado.

La denuncia del grupo francés está recogida en una resolución del director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) por la que se adjudica un servicio de asistencia especializada al Ministerio de Industria, Energía y Turismo y a la Abogacía General del Estado para apoyo a España “en los procesos arbitrales en relación con la regulación del sector de las energías renovables al amparo de la Carta Europea de la Energía”.

En el caso de EDF, el contrato de asesoría para la defensa de España en este proceso fue adjudicado el pasado 27 de octubre por el procedimiento habitual: negociado sin publicidad, “por concurrir razones de imperiosa urgencia plenamente justificadas”. El contrato, por 395.000 euros (más IVA), fue encargado a una unión temporal de empresas (UTE) formada por las consultoras Altran y Mc Group.

EDF, una de las mayores eléctricas europeas, con más de 150.000 empleados y una capitalización que en los últimos años ha caído en picado hasta los actuales 26.000 millones de euros, gestiona los 55 reactores nucleares en servicio en Francia, que producen más del 75% de la electricidad del país vecino.

Según su último informe anual, a cierre de 2016 EDF tenía 46,9 megavatios (MW) netos de energía fotovoltaica instalados en España, un mercado en el que también opera en los negocios de alumbrado público (a través de Citelum) y servicios de eficiencia energética, con su filial Fenice Instalaciones Ibérica. EDF era asimismo uno de los socios (tenía el 31,48%) de la planta de Elcogás (Puertollano, Ciudad Real), en proceso de desmantelamiento.

Larga lista

El gigante francés se suma así a una larga lista de más de treinta demandantes, entre los que están fondos soberanos como el de Abu Dabi, empresas municipales de Alemania, el fondo de pensiones de los funcionarios de Canadá, fondos ligados a Deutsche Bank y BNP, una filial de la japonesa Toyota y algunas compañías eléctricas como el gigante alemán RWE y la estadounidense NextEra.

Ni EDF (controlada por el Estado francés) ni el Ministerio de Energía han querido hacer comentarios sobre este arbitraje, la fecha de presentación de la denuncia o la instancia ante la que se ha interpuesto.

La denuncia no consta en la web del centro internacional de arreglo de diferencias relativas a inversiones del Banco Mundial (Ciadi), que es la instancia ante la que se acumulan la mayoría de procesos (de momento, hay 27).

Además del CIADI, hay otros dos foros en los que se puede reclamar ante eventuales violaciones de la Carta de la Energía, un tratado de protección recíproca de inversiones en este sector que España firmó en 1994: UNCITRAL (de Naciones Unidas) y la Cámara de Comercio de Estocolmo (Suecia).

La última denuncia conocida es la presentada ante el Ciadi por la alemana Portigon el pasado 22 de mayo, días después de que el 4 de mayo el Ciadi condenase a España a pagar 128 millones de euros, más intereses, a la firma británica Eiser Infrastructure Limited y a su filial luxemburguesa Energia Solar Luxembourg por los recortes a la retribución de tres plantas termosolares en Ciudad Real.

Esos recortes fueron obra del anterior ministro de Industria, José Manuel Soria, y su entonces secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, hermano del actual ministro de Energía, Álvaro Nadal.

El fallo de Eiser, que Energía quiere “recurrir”, ha abierto un peligroso precedente para España en el resto de procedimientos que tiene abiertos y los que todavía pueden venir. Estos litigios amenazan con provocar un nuevo agujero en las cuentas del sistema eléctrico que, previsiblemente, costearán los consumidores.

Nadal ha advertido de que, en caso de derrota, “el resultado de esos arbitrajes será que tenemos que subir la electricidad a todos los españoles en beneficio de aquellos que han recurrido”. Por lo pronto, el Gobierno ha modificado la Ley de Presupuestos para utilizar el superávit del sistema eléctrico para costear las posibles indemnizaciones.

El laudo que dio la razón a Eiser consideró que el recorte de primas que llevó a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy en su primera legislatura “fue profundamente injusto e inequitativo en el modo en que se aplicó a la inversión existente de las demandantes, despojando a las demandantes prácticamente de todo el valor de su inversión”.

El tribunal expuso serias reservas sobre el eje de esa reforma, el de un nuevo marco basado en los costes hipotéticos de una hipotética planta eficiente. Un testigo del IDAE que aportó España “admitió en su testimonio que el proceso no se basó en un análisis matemático de datos riguroso”, dio alguna respuesta ambigua y mostró “una evidente falta de conocimiento” sobre los acuerdos de financiación que sirvieron para construir las plantas afectadas.

El laudo, dictado por unanimidad de los tres árbitros (incluyendo al que propuso España), también recogía que Rajoy dejó sin contestar las cartas de los inversores que pedían una negociación para “una solución amistosa” antes de presentar su demanda de arbitraje. Durante el procedimiento, los peritos propuestos por España tampoco resultaron convincentes frente a los informes “completos y profesionales” de la otra parte; y los abogados del Estado que defendían a España dieron un vuelco a última hora a su estrategia de defensa, sin éxito.

Fuente: eldiario.es




Tras la extinción de los dinosaurios, el mundo se llenó de ranas

Esta rana china, ‘Hyla sanchiangensis’, desciende de uno de los tres linajes que sobrevivieron a las extinciones masivas Peng Zhang, Sun Yat-Sen University.

Un nuevo estudio indica que el 88 por ciento de las ranas actuales tienen su origen en la diversificación que se produjo tras la extinción masiva ocurrida hace unos 66 millones de años.

El impacto de un asteroide contra la Tierra y la sucesión de erupciones volcánicas que se produjeron hace 66 millones de años cambiaron sustancialmente el panorama biológico y las especies que habitaban en ella. Desde hace tiempo sabemos que el declive de los dinosaurios supuso una oportunidad para los mamíferos que se adaptaron mejor a las nuevas condiciones, pero un nuevo estudio liderado por David Wake, de la Universidad de California, junto a científicos chinos, demuestra que se produjo otro cambio importante: el mundo se llenó de ranas.

El 88% de las ranas descienden de los tres linajes que sobrevivieron a la extinción

En un trabajo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), Wake y su equipo concluyen que el 88 por ciento de las especies de ranas que conocemos actualmente no estarían aquí de no haber sido por el evento catastrófico, ya que descienden de los tres linajes que sobrevivieron a la extinción. El estudio se basa en el análisis de 95 genes situados en el ADN nuclear de alrededor 300 especies y su evolución en el tiempo. El resultado indica que quizá sobrevivieron 10 grupos de estos animales, pero solo tres de ellos (Hyloidea, Microhylidae y Natatanura) florecieron y se extendieron por nichos ecológicos de todo el planeta.

Los estudios anteriores a este situaban la proliferación de estas especies unos 35 millones de años antes, durante el Mesozoico. La nueva revisión, en cambio, sitúa esta explosiono justo en el límite KT, coincidiendo con el declive de los dinosaurios. “Creemos que el mundo se empobreció de manera notable como resultado del evento KT, y cuando la vegetación regresó, dominaron las angiospermas”, explica Wake. “Las ranas empezaron a hacerse arborícolas. Y esta adaptación condujo a una gran extensión, en especial en Sudamérica”.

La adaptación a los árboles vino acompañada de otro cambio fundamental: la proliferación de especies que ponen huevos en situaciones terrestres y no necesitan el estadio de renacuajo. Esta combinación, sostienen los autores, permitió a las nuevas especies adaptarse a nuevas situaciones y conquistar nuevas zonas del planeta. El 12 por ciento de especies de ranas que no proceden de estos linajes también se diversificaron en distintos ecosistemas y siguen presentes en la naturaleza.

Las 6.700 especies de ranas que sobreviven están seriamente amenazadas por la pérdida de su hábitat

Los autores recuerdan que las 6.700 especies de ranas que sobreviven en el mundo están seriamente amenazadas por la pérdida de su hábitat por la expansión humana. “Estas ranas salieron adelante con suerte, quizá porque algunas se metieron bajo tierra o pudieron permanecer enterradas por largos periodos de tiempo”, asegura Wake. “Esto renueva nuestra atención sobre un aspecto positivo de la extinciones masivas: proporcionan oportunidades ecológicas para cosas nuevas. Solo hay que esperar a la próxima gran extinción y la vida despegará de nuevo. En que dirección lo hará, no lo sabemos”.

Fuente: vozpopuli.com




Lo que las personas ignoramos sobre cómo el cambio climático nos afecta

El cambio climático es una realidad que afecta a nuestro planeta y que además de los cambios que ya ha generado seguirá generando más con el paso del tiempo, sobre todo si seguimos sin tomar las acciones necesarias para cambiar dicha realidad.

Lo que es más preocupante del cambio climático es que muchas personas —entre las que se encuentra Donald Trump— no creen que el cambio climático sea algo serio y real.

Por otra parte, muchas personas, aunque consideran que el cambio climático es real, no pueden ver la forma en la que actualmente les afecta.

Las personas no saben cómo el cambio climático les afecta

 EPA VÍA BBC

Mientras 7 de cada 10 personas creen que el calentamiento global es verdadero, solamente 6 creen que está afectando el clima de Estados Unidos mientras solo 1 de cada 3 señala haber sentido los efectos.

Esta situación es preocupante, en la opinión de Heidi Cullen —una de las autoridades más importantes de la organización sin fines de lucro Central Climática—, debido a que las personas «nunca van a pensar que el problema es urgente si no pueden reconocer que están siendo afectadas».

Por otra parte, Cullen, quien ha dedicado mucho tiempo a abrirle los ojos a las personas sobre los efectos del cambio climático, está acostumbrada a lidiar con el escepticismo y nos brinda un mensaje de esperanza frente a la gestión de Donald Trump, al señalar que, en perspectiva y con una visión a largo plazo, «4 años no son tanto tiempo».

Los efectos del calentamiento en nuestros recursos naturales

NEWSY/YOUTUBE

Los cambios en la temperatura del planeta han afectado de muchas formas al estilo de vida de las personas y sin dudas la agricultura es una de las facetas que más lo sufre.

Los pollos de las granjas empiezan a morir mucho más que antes debido al calor y quienes se dedican a la agricultura han tenido que cambiar aquello que cultivan, como ha señalado un informe de la Unión Nacional de Agricultores de Estados Unidos en donde queda claro que en la última década se ha plantado mucho más maíz y girasol que en las anteriores.

También han habido múltiples cambios en lo que refiere a la pescadería. Debido a los cambios en el clima se han detectado muchos cambios en el comportamiento de los peces y esto afecta de muchas formas a la práctica de la pesca. Frente a los cambios generados por el calentamiento, muchos pescadores han tenido que aprender a capturar peces distintos a los que capturaban antes debido a los cambios en la temperatura del agua.

Entre los distintos cambios existe uno que es ejemplar, que es el caso de la muerte de las langostas en mano de los peces ballestas que han migrado debido a los cambios de temperatura. Frente a este dilema muchas langostas han pasado a tener que ser criadas en cautiverio para ser liberadas en el mar cuando el mar crece, teniendo de esta forma más oportunidades para sobrevivir.

«Un río entero se desvaneció en tan solo 4 días»
La forma en que puede afectar a nuestra salud

OCSKAY BENCE VIA SHUTTERSTOCK

Por otra parte se han registrado grandes aumentos alrededor del mundo respecto a la muerte de personas en el invierno producto de las olas de frío y en el verano producto de las olas de calor.

También se ha encontrado un aumento en la cantidad de diagnósticos de cáncer de piel, presuntamente producto de la mayor exposición a los rayos dañinos del Sol.

Por otro lado y desde un punto de vista más práctico, es una realidad que el calentamiento promueve la existencia de muchas amenazas para los seres humanos, como puede ser el mosquito del dengue, diferentes virus y la contaminación microbiana.

«Según los expertos, el cambio climático facilita la aparición de epidemias»
También afecta a nuestras creaciones y estructuras

YONGXIN ZHANG/ISTOCK/THINKSTOCK

Los cimientos de los edificios se han visto tan afectados por el cambio climático que incluso algunos organismos de los Estados Unidos planean reforzar la normativa respecto a su edificación, debido a que probablemente están siendo afectados por la sequedad de los suelos haciendo su estructura más endeble.

Este tipo de situación no solo se reduce a las construcciones edilicias, sino que también pueden afectar a otras estructuras como pueden ser los puentes, los grandes monumentos o las autopistas elevadas.

Además, la mayor presencia de catástrofes naturales nos exige que nuestras construcciones sean mucho más resistentes, si no queremos que un tornado se lleve todo, de la noche a la mañana.

El cambio climático y muchas más catástrofes naturales

GETTY IMAGES

El cambio climático también produce inundaciones debido al derretimiento de los polos que aumentan el nivel de las aguas en el mundo. Los estragos causados por estos efectos son notorios y en América Latina los hemos sufrido en grandes cantidades.

Por otro lado la sequía sigue siendo una gran amenaza a medida que las décadas van pasando. Las personas que viven de plantaciones o crías de animales sufren estos efectos cada vez con más frecuencia perdiendo cosecha y sufriendo la muerte de los animales.

También, a medida que el cambio climático sigue su rumbo, las tormentas, tornados e incluso tsunamis, no solo se hacen más fuertes sino que comienzan a aparecer en zonas en donde antes no lo hacían, en donde por lo tanto las personas se encuentran menos preparadas.

¿Has notado tú algún efecto del cambio climático en tu vida? ¿Crees que es real o como Trump crees que es un invento de China?

Fuente: vix.com