¿El fin de los plásticos en los ríos? Un joven inventor holandés tiene la solución

Foto: The ocean cleanup presents new technology

The ocean cleanup presents new technology

Con el nombre de «Interceptor», su misión es lograr evitar que los residuos lleguen al mar. Boyan Slat, su creador, quiere limpiar en cinco años los ríos más contaminados

Boyan Slat, conocido por idear en 2012 la construcción de una gran barrera con la que se pudiera recoger las enormes cantidades de plástico de los océanos de todo el mundo, ha dado un paso más y acaba de anunciar un nuevo dispositivo flotante para hacer lo propio en los ríos.

Este joven holandés, de 25 años, fundó ‘The Ocean Cleanup’ para desarrollar e implementar un sistema que inventó cuando tenía 18 años y que atrapaba los residuos plásticos que flotaban en el Océano Pacífico. Ahora, ha inventado lo que él llama el «Interceptor», un dispositivo flotante movido por energía solar que saca plástico de los ríos a medida que navega por ellos.

«Necesitamos cerrar el grifo, lo que significa evitar que más plástico llegue al océano», ha señalado Slat, que ha definido a los ríos como «las arterias que transportan la basura de la tierra al mar». El sábado dio a conocer el siguiente paso en su lucha: el «Interceptor».

«Arterias de la basura»

Según los expertos, alrededor de 8 millones de toneladas métricas de residuos plásticos (botellas de plástico, bolsas, juguetes y otros artículos) fluyen anualmente hasta el océano desde playas, ríos y arroyos.

1.000 ríos vierten el 80% de plástico que llega a los océanos. Slat quiere limpiarlos todos en cinco años

Slat ha explicado que cree que unos 1.000 ríos son responsables del vertido del 80% de plástico que llega a los océanos y su objetivo es lanzarse a limpiarlos todos en los próximos cinco años. «Esto no va a ser fácil, pero imaginaos que lo hacemos: podríamos hacer que nuestros océanos estén limpios de nuevo».

Los «Interceptores» trabajan guiando los residuos plásticos hacia una abertura en su arco, una cinta transportadora entonces lleva la basura al interior del barco, donde se depositan en contenedores. Una vez lleno, se envía un mensaje de texto a los operadores locales para que puedan venir y vaciarlo.

Según Slat, tres «Interceptores» ya están desplegados en Indonesia, Malasia y Vietnam y una cuarta se dirige a la República Dominicana. Cada uno de estos barcos cuesta unos 700.000 euros, aunque Slat ha indicado que esta inversión probablemente disminuirá a medida que aumente la producción.

Más barato que no hacer nada

Slat, no obstante, ha defendido que el impacto económico de no recoger plástico de los ríos es mayor que el costo de comprar y usar estas máquinas. «Implementar «Interceptores» es incluso más barato que no desplegar nada en absoluto», ha concluido.

Izham Hashim, del gobierno del estado de Selangor en Malasia, ha estado presente en el lanzamiento y ha expresado a Time.com su satisfacción con el barco: «Se ha utilizado durante un mes y medio en el río y lo está haciendo muy bien, recogiendo las botellas de plástico y toda la basura».

Fuente: elconfidencial.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *