Europa, más proclive a inundaciones en sus ríos a causa del calentamiento global

Foto: Aumento del caudal del río Besaya (Cantabria). Foto: EFE Pedro Puente Hoyos

Aumento del caudal del río Besaya (Cantabria). Foto: EFE Pedro Puente

Hay un patrón claro de inundaciones que ocurren con mayor regularidad en la temporada en la que comienzan a crecer las plantas

Investigadores de la Universidad de Glasgow (Escocia) y de la Universidad de Umea (Suecia) han publicado un informe en el que señalan la relación entre el inicio cada vez más temprano de la primavera y el incremento de las inundaciones de los ríos europeos a causa del cambio climático.

Este análisis, en el que se han tomado los datos de los últimos 50 años, ha repasado los picos de inundación y su relación con la temperatura diaria en lugares de toda Europa.

Los científicos han descubierto que en los períodos con temperaturas por encima de los 5 grados centígrados, cuando comienzan a crecer las plantas y los árboles tras el invierno, han empezado paulatinamente antes, acercándose a los períodos en los que los ríos se inundan, que retrasaron su inicio.

Más regulares

«Investigaciones anteriores habían demostrado que los desajustes impulsados por el cambio climático entre el cambio de las estaciones y los biorritmos de la vida silvestre están teniendo un impacto directo en los ecosistemas de toda Europa«, ha indicado a Phys.orgThorsten Balke, de la Escuela de Ciencias Geográficas y de la Tierra de la Universidad de Glasgow y principal autor del informe.

Este fenómeno podría afectar al propio cauce de los ríos, que podría modificarse por la ausencia barreras naturales

Los científicos se preguntaron si algo similar estaba sucediendo con las inundaciones estacionales y la respuesta fue afirmativa. «Los cambios que estamos viendo son en realidad bastante drásticos: hay un patrón claro de inundaciones que ocurren con mayor regularidad en la temporada en la que comienzan a crecer las plantas. Esto plantea muchas preguntas sobre el efecto que podría tener en el panorama europeo», ha sostenido Balke.

«Ahora que las inundaciones están sucediendo con más regularidad durante esa temporada de crecimiento, sus aguas se encuentran con mucha más vegetación, como plantas y árboles más grandes, y la llevan río abajo. Esto no sólo despoja de las fuentes de alimentos potenciales a la vida silvestre local, sino que también causa lo que llamamos «aspereza hidráulica», que afecta a la forma en que se mueve la inundación. Podría hacer que la inundación se moviera más lentamente, poniendo en peligro áreas de tierra que no se inundaron en años anteriores, con efectos nocivos en la agricultura, por ejemplo”, ha advertido Balke.

Incluso, este fenómeno podría afectar al propio cauce de los ríos, que podría modificarse y variar por la ausencia de plantas que sirvan como barrera para el mismo.

Fuente: elconfidencial.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *