Hemos tardado 209 días en gastar lo que la Tierra tarda 365 días en producir: somos un planeta consumiendo a ciegas

Hemos tardado 209 días en gastar lo que la Tierra tarda 365 días en producir: somos un planeta consumiendo a ciegas

Efectivamente. Según Global Footprint Network, el 29 de junio ya habíamos gastado todos los recursos naturales que la Tierra tarda un año en regenerar. El Overshoot Day (o, como recomienda Fundéu, el día de sobregiro de la Tierra) es el día en que la humanidad sobrepasa la capacidad del planeta para recuperarse. Talamos más árboles de los que podemos replantar o emitimos más CO2 del que podemos fijar.

Es decir, consumiendo a este ritmo necesitaríamos 1,75 planetas para producir todas las demandas de la humanidad. O lo que es lo mismo, estamos extendiendo cheques que no sabemos hasta cuándo vamos a ser capaces de poder pagar. Pero, ¿Cómo sabemos que todo esto es verdad? ¿Cómo sabemos qué es sostenible?

El día ha avanzado dos meses en 20 años

Earth Overshoot Day 1

¿Cómo se calcula? En esencia, para calcular el día del sobregiro, la GFN usa datos de nacionales e internacionales sobre producción y consumo de alimento, cantidades de basura, extracción y venta de materias primas y producción de energía. Eso incorpora algunos sesgos a la estimación. Por ejemplo, los datos de la FAO suelen infraestimar la cantidad de marisco que se pone en circulación (en casi un 30%, según algunos autores). Los datos no son buenos, pero son lo mejor que tenemos.

Dime cómo consumes… Además, la GFN también estima los días de sobregiro de cada país concreto. Mientras Qatar lo alcanzó el 11 de febrero, Indonesia no consumirá su «cuota» hasta el 18 de diciembre. España alcanzó su día de sobregiro el 28 de mayo, lo que nos deja bastante bien parados con respecto al resto de países de la Unión Europea.

Argentina lo alcanzó el 26 de junio; México, el 17 de agosto y Colombia, el 18 de octubre. EEUU, por su parte, lo acampó el 15 de mayo. Es decir, se necesitarían cinco Tierras para satisfacer la demanda de un mundo que consumiera al ritmo de los norteamericanos.

No es una medida sobre sostenibilidad. Sin embargo, como pasa a menudo con estos índices, su utilidad es más decorativa de lo que parece. Visual, si lo preferimos. No es una medida de la sostenibilidad del sistema. Es decir, nos dice cuánto gastamos sobre lo que producimos, pero no nos habla de lo que tenemos acumulado (ni de hasta qué punto nuestra sobreexplotación está poniéndonos en una situación crítica).

No obstante, esto no es una buena noticia. Enfatiza el hecho de que, de una forma u otra, no tenemos mediciones precisas sobre la sostenibilidad del planeta a corto, medio o largo plazo. Consumimos a ciegas o lo que es lo mismo, por usar un viejo dicho castellano, vivimos por encima de nuestras posibilidades. Necesitamos otra revolución verde o reflexionar muy seriamente sobre lo que estamos haciendo.

Fuente: xataka.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *