La Antártida ha perdido tres billones de toneladas de hielo desde 1992

Contribución de cada plataforma antártica al deshielo desde 1992

Contribución de cada plataforma antártica al deshielo desde 1992 imbie/Planetary Visions

El estudio conjunto de las observaciones por satélite de los últimos 25 años indica que el deshielo antártico ha contribuido a la subida del nivel del mar en 8 milímetros.

Contribución de cada plataforma antártica al deshielo desde 1992

El deshielo completo de la Antártida podría elevar hasta 58 metros de altura el nivel del mar

Una de las respuestas más completas la ofrece hoy la revista Nature con la publicación de una serie de estudios en los que aportan una panorámica muy precisa de la situación y que indican que el continente antártico ha perdido alrededor de tres billones de toneladas de hielo desde 1992, contribuyendo con ello a la subida del nivel del mar en 8 milímetros. El trabajo es obra del equipo del IMBIE (ejercicio de comparación del equilibrio de la masa de hielo, por sus siglas en inglés) que ha analizado 24 observaciones independientes del hielo desde el satélite entre 1992 y 2017.

El estudio también revela una evolución muy desigual en las diferentes zonas de la Antártida: mientras la zona oriental que presenta muy pocas variaciones, se estima que en la zona occidental la pérdida de hielo se triplicó – pasando de 53.000 millones de toneladas al año a 159.000 millones. La región donde esta pérdida se notó más fue la península antártica, donde se pasó de 7.000 millones de toneladas de hielo perdidas al año a 33.000 millones, casi cinco veces más.

Un esquema con las contribuciones de cada zona al deshielo de la Antártida
Un esquema con las contribuciones de cada zona al deshielo de la Antártida Andrew Shepherd (Science)

Los autores recalcan que aún se puede mejorar la precisión de estas mediciones de la masa de hielo, añadiendo otros datos obtenidos desde los 90, y recuerdan que entender esta dinámica es esencial para predecir la evolución de estas zonas del planeta y su influencia sobre el delicado equilibrio térmico y de composición de los océanos, cuyo impacto puede ser determinante para el futuro del planeta.

Fuente: vozpopuli.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *