Peces domésticos cambian el color de sus ojos cuando se enfadan

Pez guppy

Pez guppy

Los peces gupppies demuestran que se comunican con la mirada para evitar el cuerpo a cuerpo con rivales

Son unos de los peces domésticos más comunes. Conocidos como guppies, acaban de ver y grabar a estos animales cambiando el color de sus ojos cuando sienten agresividad o enfado. Un estudio dirigido por la Universidad de Exeter (Reino Unido), en colaboración con la Universidad de las Indias Occidentales, descubrió que cuando se enfrentan a un rival, los guppies cambian rápidamente sus iris de plateado a negro antes de atacar.


Cada vez más los laboratorios sustituyen las investigaciones con roedores para pasarse a los peces. Aunque suelen emplearse en biomedicina, en este caso se han observado sus comportamientos sociales. | Vídeo: Mario Viciosa, Exeter Univ.

 

Además, les sirve para mantener el rango a raya: los guppies más grandes lo hacen a los más pequeños a los que pueden vencer en una pelea, pero los más pequeños no devuelven el gesto.

Peces robóticos

Como parte del estudio, los investigadores hicieron peces robótico muy realistas para ver qué pasaba si los más pequeños se mostraban agresivos y los peces más grandes acudían en masa para competir con los pequeños impostores por comida.

Según Robert Heathcote, autor principal del estudio, de la Universidad de Exeter, “los peces pueden cambiar su color del iris en pocos segundos, y nuestra investigación muestra que hacen esto para comunicar claramente su motivación agresiva a otros guppies“.

El profesor Darren Croft, también de la Universidad de Exeter cree que “los ojos son una de las estructuras más fácilmente reconocibles en el mundo natural y muchas especies hacen todo lo posible por ocultar y camuflar sus ojos para evitar la atención no deseada. de depredadores o rivales”.

Sin embargo, algunas especies tienen ojos notables o prominentes y, en su mayor parte, sigue siendo un misterio por qué. Esta investigación ofrece una nueva idea de las razones: comunicarse.

El profesor Indar Ramnarine, de la Universidad de las Indias Occidentales y coautor de este estudio, indicó su asombro de que los peces puedan haber evolucionado hacia este comportamiento de cambiar el color del iris para advertir a los guppies y otros peces de su disposición a participar en un comportamiento agresivo.

Descubrieron que los alimentos defendidos por robots de ojos negros atraían una competencia desproporcionada de los peces reales más grandes, y en particular los que mostraban ojos de color más oscuro.

El equipo de investigación cree que este comportamiento explica por qué los guppies son “tan claros” y sólo muestran su grado de enfado si realmente pueden ser dominantes frente a sus rivales.

Horas de artesanía para imitar a peces

Jolson Troscianko, también de la Universidad de Exeter y quien ayudó a inventar los robots guppy, recuerda lo artesanal que era la investigación con peces. “Los científicos solíamos pasar horas pintando laboriosamente peces modelo, huevos y otros objetos para ver cómo su apariencia afectaba la interacción de otros animales con los modelos. Aquí, utilizamos técnicas de impresión y fotografía cuidadosamente calibradas para crear modelos robóticos, y los peces les respondieron como si fueran reales”.

Demostramos que, al igual que los humanos, estos peces prestan atención a los ojos de los miembros de su grupo

Según Safi Darden, coautor del estudio, “es sabido que en los humanos la esclerótica blanca del ojo se usa para señalar la dirección de la mirada: proporciona a los demás información sobre lo que estamos mirando. Nuestro trabajo muestra que al igual que los humanos, estos pequeños peces prestan atención a los ojos de los miembros de su grupo y que los ojos proporcionan información importante a otros peces rivales “.

Fuente: elindependiente.com